Algorithms don’t kill people…

Un “parámetro de software incorrecto” en el auto de carreras de la Fórmula E del equipo ROKiT Venturi Racing, provocó que el piloto italiano Edoardo Mortara terminara en el hospital. El accidente sucedió en la primer fecha de la temporada, en el Riyadh Street Circuit de Arabia Saudita el pasado 26 de febrero.

Nuevamente culpando a un “problema de software“; cuando el desarrollo de los sistemas, los sensores, la telemetría y la puesta a producción; lo hacen personas con nombre y apellido. Pudo haber terminado en una fatalidad y no es la primera vez. En la temporada pasada en la ciudad de México, el piloto alemán Daniel Abt fue víctima de un fuerte choque tras un “problema de comunicación de software“. Y van…

Sabemos que los Heisenbugs existen, pero cuando hay vidas humanas en juego; las previsiones y revisiones, se deben llevar hasta el mínimo detalle. Este no va a ser el último accidente debido a errores en el desarrollo de software. La historia reciente está llena de ejemplos similares o peores; y no parece que exista esperanza para que esto se termine. Wikipedia tiene un buen compendio de los principales de ellos.

Así que:

Algorithms don’t kill people, shitty developers kill people.

Créditos de la imagen: Jaguar MENA, en Flickr.