La sequía y los semiconductores

Photo by Miguel u00c1. Padriu00f1u00e1n on Pexels.com

TSMC (Taiwan Semiconductor Manufacturing Company), una de las principales empresas de fabricación de semiconductores a nivel mundial, se ha visto en la necesidad de transportar agua en vehículos para continuar con su producción. La escasez de agua se debe a una sequía que aqueja a Taiwan.

Históricamente Taiwan tenía tres o cuatro tifones en promedio al año. Desde 2010 la cifra bajó a 2.5 en promedio al año. En 2020, por primera vez en medio siglo, no se registró ninguno en la isla. Si bien es cierto que dichas tormentas suelen causar estragos ya sea por perdidas materiales o humanas, también sirven para reabastecer las reservas de agua.

Algunas reservas operan en estado crítico y han causado que el gobierno Taiwanes le pida a las empresas que disminuyan el consumo de agua donde sea posible, mientras opera con reservas de agua en estado crítico. Cada planta de producción de esta industria requiere un promedio de entre 2 y 4 millones de galones de agua diarios. Y aunque aún no ha habido afectaciones a la producción por esta causa, existe la preocupación de que ello ocurra y por ende afecte aún más los procesos productivos de otras industrias.

El agua para los procesos productivos de la industria de semiconductores debe ser purificada antes de su uso para eliminar contaminantes e iones minerales y después de su uso para eliminar ácidos y metales que la vuelven tóxica. Obligando a las empresas del sector a invertir en proyectos de reciclaje y purificación.

La situación de sequía en Taiwan y los cortes de electricidad en Texas debido a las tormentas de nieve son las mayores afectaciones a esta industria en lo que va del año, ambas causadas debido a los cambios climáticos.

Para más información consulte; The Register.

Créditos de la imágen: Pixabay, en Pexels.